Manifestantes son quemados por chorros de carros lanza agua de Carabineros

  • Publicado el 02-12-2020
  • Chile
Publicidad


Durante los últimos días han surgido nuevas denuncias de quemaduras causadas por el líquido que es lanzado por los carros de Carabineros en contra de los manifestantes.

El pasado viernes 27 de noviembre, el fotógrafo José Tomás Donoso se encontraba captando las protestas en la Alameda cuando fue alcanzado por el chorro del carro N56. A pesar de estar protegido con una chaqueta impermeable, máscara de gas y casco, resultó con serias quemaduras en su piel.

Señaló que el líquido ingresó por una pequeña apertura en su chaqueta por la parte cercana al cuello y que también le cayó en el pantalón. Al sentir el contacto del líquido con la piel, inmediatamente comenzó a experimentar como le quemaba.

"Fue un punzaso que sentí mientras corría el agua, me ardía muchísimo. A diferencia de otros momentos en que uno siente la irritación, en este momento fue clarito que el número 56 me quemó", relató a CNN Chile.

Aunque indicó que había vivido esta situación en ocasiones anteriores, esta vez el efecto fue distinto. No sentía que lo que cayó sobre su cuello y su pierna era solo líquido, sino que además experimentó un dolor intenso. Días después notó que aparecieron marcas en distintas partes de su cuerpo.

"Posteriormente durante el día fueron creciendo más y más, hasta que era insoportable tenerlas", explicó.

"En diferentes partes de mi cuerpo comenzaron a aparecer ampollas que fueron creciendo, motivo por el cual decidí concurrir el día domingo a Urgencias de la Clínica Santa María, donde se constata que las lesiones corresponderían a quemaduras químicas versus reacción alérgica al químico", reveló a El Desconcierto.

Ante la sorpresa de los médicos que lo trataron, el lunes regresó a la clínica luego de que le aparecieran otras ampollas en su pierna derecha y tendrá que acudir por más curaciones.

El caso de José Tomás Donoso no es el único. Uno de los asistentes a la manifestación en la Alameda, que prefirió mantenerse en el anonimato, también denunció quemaduras causadas por el líquido del carro lanza aguas.

"Estaban lanzando el chorro y, como iba cruzando, me llegó de espalda. Cayó en la cabeza, me quemó todo el contorno de la cabeza y el cuello. No me había pasado más que una picazón, pero lo de este viernes fue grave", relató a CHV Noticias.

Denuncia ante la PDI

En vista de la gravedad de las quemaduras sufridas, José Tomás Donoso interpuso una denuncia en la Brigada Investigadora de Derechos Humanos de la PDI, donde ya están revisando parte de las vestimentas que usó ese viernes.

"Fui a la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, donde hice la denuncia por lo ocurrido. Consideraron que el hecho era grave y se informó a Fiscalía, quienes determinaron hacer diligencias como mandar peritos para tomar muestras al carro lanza aguas", declaró.

"Voy a hablar por aquellos que no se atreven a hacerlo y que creo que es importante hoy día denunciar en forma pública esto para que no vuelva a pasar", indicó el fotógrafo.

Contenido del líquido

El contenido del líquido del conocido guanaco de Carabineros fue motivo de controversia durante las protestas surgidas a raíz del estallido social, ya que varios de los manifestantes han denunciado haber sufrido quemaduras y lesiones.

El pasado 28 de noviembre del 2019, el diputado Diego Ibáñez, envió un ofició a Carabineros y al Ministerio del Interior, luego de las quemaduras en el 30% de su cuerpo que un estudiante de la PUCV sufrió tras una manifestación.

Incluso, varios integrantes del Colegio Médico, como los doctores Enrique Morales (presidente del departamento de Derechos Humanos de la institución) y Roberto Macchiavello (cirujano del departamento de quemados del Hospital de Urgencias Asistencia Pública, ex Posta Central), denunciaron que han tratado pacientes con quemaduras causadas por el líquido lanzado por el guanaco.

"Los pacientes se están quemando con esta agua, y las quemaduras químicas son graves", dijo el doctor Macchiavello.

"Son quemaduras que dejan secuelas; son importantes porque están en el GES, porque afectan a la gente joven en su capacidad laboral", precisó.

Ante la controversia, el general Jorge Ávila, jefe de zona de control de orden público e intervención de Carabineros, reconoció durante una sesión de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, que la institución sí utiliza elementos químicos en la preparación del líquido que se usa como disuasivo. Uno de ellos es el denominado gas CS, clorobenzilideno malononitrilo, el mismo que en estado sólido forma parte de la composición de las bombas lacrimógenas.

El CS, en altas dosis y a exposición prolongada, puede generar las quemaduras que constató y de las que dio cuenta el Colegio Médico.

Frente a las nuevas denuncias de quemaduras, el general director de Carabineros, Enrique Yañez, indicó que "lo único que estamos usando es el CS, que es el gas lacrimógeno".

En declaraciones a CNN se limitó a decir que investigarán los hechos.

"Obviamente siempre nos preocupamos cuando hay situaciones como esta, para aclarar qué es lo que pasó y cómo resultó esa persona lesionada", expresó.

Al momento de la entrevista aseguró que no habían recibido ninguna denuncia, aunque José Tomás Donoso ya había ingresado la suya ante la PDI.

Fuente: El Ciudadano.

Publicidad


Deja tu comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Publicidad

Destacado de la semana

Publicidad