Nuevo protocolo policial antidisturbios incluye uso de escopetas, químicos y un altavoz de alta frecuencia

  • Publicado el 19-07-2020
  • Chile
Publicidad


Este viernes, a nueve meses del estallido, Carabineros de Chile, encabezados por el general director Mario Rozas incorporó un cambio en la normativa que regula el uso de las escopetas antidisturbios, con la aprobación del Ministerio del Interior y Seguridad Pública.

Dentro de ellos, se categoriza su uso dentro de las armas de "menos letalidad", se incluyen nuevos químicos y un altavoz de alta frecuencia. Sobre esto último, expertos advierten que podría tratarse de uso de armas sonoras.

Sin embargo, la mayor preocupación es que no se incorporen las regulaciones para los nuevos productos químicos, es que el protocolo aprueba el uso de los siguientes productos y sustancias químicas: OC líquido para vehículo lanza agua (oleoresin cápsicum), OC polvo para vehículo lanza gases (oleoresin cápsicum), OC líquido en formato de aerosol (dispositivos MK 9 y MK 46), Marcadores a base de aire comprimido o CO2 (para lanzamiento munición OC), Munición calibre 0.68 de polvo OC (oleoresin cápsicum) y altavoz de alerta de alta frecuencia. Sobre la regulación de su uso no hay ningún tipo de información.

Sobre esto, el abogado Javier Velázquez, experto en criminología alerta sobre una nueva munición que podría tratarse de un perdigón que al impactar emite gas pimienta "más allá de la introducción de nuevos químicos, que no solamente son gases, sino que adicionalmente se incluye una munición que al impactar en el blanco libera oleoresin capsicum, gas pimienta, lo que ocurre es que no se regula estos nuevos gases o bien regula formalmente el uso, pero no operativamente. Cuando hablamos de esto es que cada munición y arma tiene un comportamiento específico".

Pietro Sferrazza, profesor de Derecho Internacional de la Universidad de Valparaíso, advierte sobre la mención de una nueva munición, que aún debe certificarse, que se trataría de un balín que al impactar contra la persona explotaría y emitiría un tipo de gas pimienta. "Sería una combinación de un proyectil de impacto cinético con un arma menos letal de carácter químico. Estuve investigando muy brevemente y habría que ver si se trata de este tipo de munición, pero en cualquier caso cualquier arma debe ser objeto de testeo, con protocolo de uso, debe haber capacitación y conocerse las consecuencias negativas sobre las personas", dice.

Por otro lado, los altavoces incorporados son un elemento bastante confuso. El año pasado se habló de la adquisición de este tipo de armamentos, la primera alerta sobre este tipo de armas. "La única evidencia médica que sabemos es de las que se han utilizado en Estados Unidos y que puede generar lesiones auditivas graves. La reacción allá es que los manifestantes se ponen unas orejeras industriales para proteger los oídos, pero esto también ha generado lesiones no solamente en personas que están ahí, sino que en animales", advierte Velásquez.

Publicidad


Deja tu comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Publicidad

Destacado de la semana

Publicidad