Cifras Covid difundidas por el Minsal no coinciden con registros de laboratorios y las seremi de Salud

  • Publicado el 23-06-2021
  • Chile
Publicidad


El 13 de abril pasado los laboratorios que procesan exámenes PCR en la Región Metropolitana recibieron un preocupante correo electrónico desde el Ministerio de Salud (Minsal). Ese mensaje confirmó algo que los directores de esos laboratorios sospechaban hacía meses: los resultados de exámenes PCR que ellos reportaban no cuadraban con los registros oficiales que el Minsal informa a diario. En otras palabras, el correo dejó en evidencia el desorden con que se llevaban los registros de exámenes PCR. Y estos registros son el insumo básico para calcular la positividad, uno de los indicadores más relevantes para medir la evolución de la pandemia.

La positividad muestra el porcentaje del total de los exámenes procesados que dio positivo. Este es uno de los antecedentes que se tienen en consideración para incrementar o relajar las medidas que limitan la movilidad de los ciudadanos, como definir qué comunas entran o salen de cuarentena. Sin un manejo prolijo de los registros de exámenes PCR procesados, el indicador de positividad tampoco puede ser confiable. Y eso significa que las autoridades pueden estar tomando decisiones para aplicar o levantar confinamientos sobre cifras erradas.

QUIZÁS TE INTERESE: La Moneda Confirmó Envío De Proyecto Para Extender El Estado De Catástrofe: Una Medida Más Represiva Que Sanitaria.

CIPER analizó los reportes sobre PCR y positividad emitidos desde tres regiones (Atacama, Biobío y Valparaíso) durante marzo pasado. Comprobando que se ocupan tres sistemas de registro que no "dialogan" entre sí. Y detectando diferencias entre la positividad que se calcula a partir de los reportes locales y la que el Minsal asigna a esas regiones en la información que difunde a diario. Se trata de brechas de alrededor de un punto. Por ejemplo, el promedio de la positividad mensual que el Minsal calculó para Valparaíso en marzo fue de 9,85%, pero los reportes locales indican que fue de 10,83%.

A simple vista parece una brecha menor, pero especialistas explican la gravedad de no contar con un manejo estricto de las cifras. Felipe Elorrieta, del Grupo Epidemiológico Matemático de la Usach, señala que "de haber un subreporte de positividad, esto va absolutamente en contra de una adecuada comunicación de riesgo". Se podría generar, dice, "una falsa sensación de seguridad a la población". Y destaca que "muchas decisiones (por ejemplo, del Plan Paso a Paso) usan como insumo la positividad. El discurso del control de la pandemia de las autoridades generalmente ha estado asociado a este indicador".

Jorge Pérez, investigador asociado del Instituto Milenio Fundamento de los Datos e integrante del equipo académico de Icovid, apunta a que lo relevante, más que el valor concreto de la diferencia, es detectar la tendencia de esta: "Lo que necesitas para mirar la pandemia es la variación, no el valor específico. Si (la positividad) es consistentemente 1% mayor o menor, la tendencia a mediano plazo será similar y por lo tanto a nivel de una semana vas a poder tomar una buena decisión".

Para Juan Carlos Said, máster en Salud Pública del Imperial College de Londres, el problema principal es que exista "una confusión de las bases de datos y de cuántos son los casos totales (...). Tener tres plataformas distintas, una de ellas a través de planillas Excel, no parece ser lo más adecuado. Se debe avanzar a una plataforma integrada".

CORREO DEL MINSAL: "REPORTE DE BRECHA"

El asunto del e-mail que recibieron los laboratorios el 13 de abril era claro para anunciar el problema: "Reporte de brecha de registros entre Plataforma Nacional de Toma de Muestra y producción diaria reportada a Epidemiología". La Plataforma Nacional de Toma de Muestra (PNTM) fue creada para que los laboratorios ingresen en ella los resultados de los exámenes. Y la "producción diaria reportada a Epidemiología", se refiere a las planillas Excel que los laboratorios envían cada día a una casilla electrónica del Minsal con los resultados de los exámenes. Son dos registros que se trabajan en paralelo.

El Minsal, en todo caso, solo utiliza las planillas Excel para dar a conocer a diario el avance de la pandemia. Con los registros de esos archivos se calcula la positividad.

QUIZÁS TE INTERESE: Carabineros Va Al Tribunal Constitucional Para No Entregar Cámaras Con Imagenes Durante El Estallido Social.

El correo enviado a los laboratorios metropolitanos fue firmado por Marcela Cortés, profesional de la Unidad de Coordinación Nacional de TTA (Testeo, Trazabilidad y Aislamiento), que depende directamente del gabinete del ministro. Según se informó en ese mensaje –al que CIPER tuvo acceso–, cuatro laboratorios no habían reportado todos los resultados de sus exámenes en las planillas Excel utilizadas por el Minsal. Eso significa que entre el 7 y el 11 de abril (periodo considerado en el análisis contenido en el e-mail), los reportes públicos que dio a conocer el ministro Enrique Paris estaban incompletos.

Los cuatro laboratorios que entonces no tenían todos sus exámenes reportados eran los de los hospitales San Juan de Dios, Sótero Del Río, San Borja y Eloísa Díaz.

En total, entre el 7 y el 11 de abril, y solo contando esos cuatro laboratorios de la RM, hubo 1.580 exámenes cuyos resultados no se incluyeron en el reporte público diario y que tampoco se consideraron en el cálculo de la positividad.

CIPER pudo corroborar que las diferencias en las cifras se han repetido al menos en otras tres regiones. Para esta investigación CIPER tuvo acceso a bases de datos internas de las seremi de Salud de Valparaíso y del Biobío, y también del Servicio de Salud de Atacama. Algunas de esas bases de datos se obtuvieron vía Ley de Transparencia, y otras gracias a filtraciones desde los organismos de salud. También conversamos con varios directores de laboratorios a lo largo del país (algunos de ellos solicitaron mantener su identidad bajo reserva) y con los encargados de salud de 14 municipios del norte, centro y sur de Chile.

Ingresamos más de 30 solicitudes de información vía Ley de Transparencia para conocer los resultados de los exámenes PCR registrados por seremis y servicios de salud, pero la mayoría de ellas fueron respondidas con información parcial que no sirve para hacer comparaciones. El Minsal es uno de los organismos públicos con más bajo nivel de respuesta a solicitudes de acceso a información en el último tiempo según los registros del Consejo para la Transparencia, con requerimientos que llevan más de un año en espera y al menos dos sumarios por incumplimientos.

El desorden con que opera el sistema que registra los resultados de los exámenes PCR no afecta solo al cálculo de la positividad. Varios municipios contactados por CIPER señalaron las dificultades que tienen para realizar el seguimiento de los casos positivos (trazabilidad) al no tener una fuente única de información. La existencia de al menos tres sistemas paralelos (la PNTM, la plataforma Epivigila y las planillas Excel) que no dialogan entre sí, ha sido una constante desde el inicio de la pandemia.

 

Publicidad


Deja tu comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Publicidad

Destacado de la semana

Publicidad