Qué es el TPP-11 y por qué genera tanto rechazo

  • Publicado el 15-02-2020
  • Chile
Publicidad


El TTP-11 o Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, fue aprobado en Chile por la Cámara de Diputados y ahora será visado por el Senado.

Este nuevo TPP-11 fue firmado el 8 de marzo de 2018 justo antes de que Michelle Bachelet terminara su mandato. Luego debía ser votado por el Congreso, lo que se concretaría durante el gobierno de Sebastián Piñera.

De que trata

1. Cuando se habla de que el tratado es -progresista- no se refiere a objetivos de progreso social, sino que, a la obligación de los firmantes a dar permanentemente nuevas concesiones a la inversión extranjera, es decir a las trasnacionales. Por eso se habla de que el TPP11 es un -cheque en blanco-.

2. Si Chile se niega a cambiar su legislación, reglamentos o políticas públicas para favorecer y dar garantías al capital extranjero, podría ser demandado por otros países o empresas extranjeras en tribunales internacionales y privados. Por eso los detractores hablan de -pérdida de la soberanía nacional-.

3. Chile deberá publicar todos su proyectos (de ley, de regulaciones, de políticas públicas) con anticipación para permitir comentarios de los gobiernos y empresas de los otros países miembros del tratado y luego tomar estos comentarios en consideración. Si no lo hace podría ser demandado.

4. El TPP afecta los derechos de los pueblos indígenas. Expertos de Naciones Unidas han advertido la amenaza que este tipo de acuerdos significa para estas comunidades. Se pone en riesgo sus formas de vida y subsistencia, aumenta la degradación ambiental de sus territorios provocando un incremento sostenido de la conflictividad.

5. Las farmacéuticas prolongarán sus períodos de monopolio y los altos precios sobre medicamentos. Las farmacéuticas podrán iniciar litigios para impedir las autorizaciones de genéricos.

6. Eliminará los derechos fundamentales de las y los campesinos y dejará abierta la puerta a la privatización de semillas campesinas obligando a comprarlas cada año o año por medio.

7. Hará más difícil mantener la prohibición de cultivos transgénicos para el consumo (hoy sólo se multiplican semillas para exportar) y quedaremos expuestos a la inmensa carga de plaguicidas que se usan en ellos, incluidos plaguicidas cancerígenos como el glifosato.

8. Hará más difícil proteger o fortalecer las empresas estatales al prohibir a Chile entregar trato preferencial o -asistencia no comercial- a cualquier empresa del Estado, si ello afecta los intereses de empresas estatales o privadas de otro país miembro.

9. El TPP restringe severamente los derechos laborales a los mínimos identificados por la declaración de la OIT en 1998, dejando fuera derechos fundamentales como la huelga, la jubilación, el descanso, las vacaciones pagadas y otros. Chile será presionado para que los elimine de su legislación y así lograr una mano de obra más barata; también podrá ser demandado por las empresas extranjeras si mantiene estos derechos y las empresas consideran que eso afecta sus ganancias.

10. El TPP no reconoce el rango constitucional que Chile otorga a los tratados de derechos humanos, ni otros compromisos internacionales adquiridos por Chile. Chile podría ser demandado si persiste en respetarlos.

Las grandes reformas que deseamos en Chile (educación, salud, jubilación, agua, pesca, etc), se harán imposibles porque se considerarán expropiadoras.

Actualmente este tratado está en 11 países , entre sus características más relevantes busca rebajar barreras comerciales para facilitar los negocios internacionales, establecer reglas comunes de propiedad intelectual, y abordar temas de derecho ambiental y de derecho del trabajo.

Publicidad


Deja tu comentario

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Publicidad

Destacado de la semana

Publicidad